¡Mujeres!

Podemos construir un templo
en nuestra propia piel,
crear un altar en nuestro mismo pecho
para dar albergue al caminante
y nido al que aún guarda su niño,
crear el templo sagrado
que nutre el cuerpo, la mente y el alma.

Podemos
dar de probar nuestra ambrosía,
q...

Carece de sentido el cuerpo
si no está lleno con la sustancia del amor.
No tienen en sí propósito trascendente
ni el cuerpo, ni el sentir ni el pensar,
si no encuentran un norte que unifique,
que de sentido a su existencia.

Visto desde afuera,
el cuerpo y sus sistemas m...

Estoy parada frente al lienzo
resuelta a pintar mi primavera.
Vengo con la mente dispuesta
a dar trazos refulgentes,
coloridos.
Casi..

 que cobren vida al instante.

Sin embargo...
sigo parada frente al lienzo
blanco color tiza
y no encuentro los colores.
Sólo veo en mi...

Me estoy quedando ciega de los ojos físicos.
Esto es fruto del caminar,
no es ningún castigo.
Ahora estoy empezando a ver
con los ojos del alma,
y les aseguro que es inmensamente más bello.
La forma en sí ya no tiene importancia,
solo es la puerta
que me muestra otros...

Hay filamentos guardados en el fondo de mi cuerpo,
invisibles y silenciosos desde eones,
que empiezan ahora a activarse
como colas de renacuajos.

Están dispersos en algunas partes de mi cuerpo,
cuando empiezan a escuchar su tono esencial
van saliendo lentamente del leta...

Así como el agua
horada la piedra a su antojo
tallando paciente,
gota a gota,
los surcos y puentes
por donde fluir su savia,
así, 
tu alma,
horada tu cuerpo
creando nuevas células,
arrastrando consigo
lo que sobra,
edificando fuertes simientes 
con tus propios escombro...

Participar activamente en el mundo que me sostiene,

en lo que la vida me presenta,

en la experiencia,

en la vivencia,

es manejar el lápiz que dibuja

los ojos de mi piel,

el tacto en mis oídos,

lo que abre mis poros

ansiosos a lo nuevo

para absorber la clave

que me permita discer...

Tus ojos son

mucho más que un espejo para mí.

No son sólo

la posibilidad de mi reflejo:

tu ser es una manifestación

de las infinitas posibilidades

de la existencia,

como también lo soy yo.

Somos la misma sustancia,

chispa del mismo fuego.

el mismo fuego,

el Uno.

No es que formo un...