No basta con ser buenos

Actualizado: 29 ago 2021

No basta con ser bueno, ser como es debido, ser respetable, honrado, trabajador, estudioso, buen amigo, buen amante, buena esposa, buen compañero, buena gente, buena madre/padre/abuelo, buen jefe, buen ciudadano, buen vecino.


No nos basta con ser buenos. No es suficiente. Diría incluso, que ni siquiera es el punto de partida. Porque en cierto modo es un engañoso atajo del ego. Esta bueno ser bueno, así te aceptan te quieren, te consideran, te sientes bien y útil. El ego generalmente prefiere dejar esto así y no indagar más de la cuenta. Asi mantienes la estanteria más o menos a gusto. Porque cuando empiezas a ahondar en vos mismo, seguramente encuentras escondidas unas cuantas aristas tuyas no tan buenas, y no te gusta. Desde enojos guardados, silencios truncos, rencor, tristezas no mostradas, inseguridades, frustraciones hasta postergaciones de tus propios sueños y deseos, con tal de ser bueno.


Pero esto es normal. Encontrar luces y sombras es parte del ser humano viviendo y descubriéndose a sí mismo. Pero en el fondo, viviendo solo con lo que catalogas como bueno y suficiente dentro del plano estrictamente animal-humano te estás haciendo daño. Con ser bueno no alcanza porque no has venido a ser buena gente. Eso será, posiblemente, una consecuencia de algo más grande. Pero no el fin en si mismo. Te queda corto, te queda chico. Tienes mas tela para cortar. Si te impides crecer, te encarcelas, te haces daño.


Eso de ser bueno es algo del plano puramente humano. Vivir bien, tener amigos, familia, buena voluntad. Y listo, asi estoy bien. Actuar bien, sentir bien y pensar bien...


Pero hay algo más que puedes hacer, si lo deseas. Te invito a reflexionarlo.


Levantar la mira y apuntar a tu ser espiritual. Descubrir y conocer el río de la consciencia que une estos dos planos aparentemente separados de espíritu y materia (incluyendo en materia todo lo que existe en la tercera dimensión: físico, emociones y pensamientos), y trabajar para ensancharlo. Solo se ensancha de arriba hacia abajo. One way.


Así que, ser bueno está bien, es deseable. Pero no es suficiente.


¿Qué más necesitas?


Cuida tu mundo divino, tu fondo, tu esencia, tu naturaleza interior. Mira y cuida tu alma, el alma de los otros, de Gaia, de la galaxia. No alcanza ser aplicado y buena gente. No alcanza. Está ok, pero no es suficiente.


Como ser humano, no puedes descuidar el cielo. Si descuidas el cielo

suprimes tu intuición.

Suprimes tu inspiración.

Suprimes la belleza.

Suprimes la sabiduría.

Suprimes la inmortalidad.

Suprimes la evolución.


Porque la evolución del ser humano no es el desarrollo del plano de la materia, de tener mejores cosas, más tecnológicas, más riquezas, dinero en el banco o debajo del colchón, ni más posesiones, mejores profesiones ni siquiera más salud. Ni tampoco es tener un millón de amigos, vinculos estables, familia unida, buenas convivencias, festejos y placeres. Como tampoco está en la inteligencia de la mente concreta, el intelecto, el estudio o el conocimiento.


La evolución del ser humano está en el plano espiritual. No tiene que ver con las leyes de la tierra ni de la sociedad.


Ponte de acuerdo con tu instrumento si, para que tu accionar esté en sintonía con tu sentir y tu pensar. Pero luego, ponte en linea con tu alma.


Despierta.







82 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ley oculta

Mi historia

Me siento atrapada en las garras de la forma, nadando en alquitrán negro y pegajoso. El mundo está loco y me es difícil. Aunque una parte de mí, un ojo lúcido que tengo en alguna parte, quiere salir d