Como el agua


Así como el agua horada la piedra a su antojo tallando paciente, gota a gota, los surcos y puentes por donde fluir su savia, así, tu alma, horada tu cuerpo creando nuevas células, arrastrando consigo lo que sobra, edificando fuertes simientes con tus propios escombros.

Allí anidará el flujo divino en un camino sin retorno.

Así como el agua, tu alma, tan inasible, tan transparente tan escurridiza, va tallando en ti tu nuevo hombre. No notarás un cambio de la noche a la mañana. No lo notarás porque penetra tan suave, tan hondo, tan paciente, que se vuelve tuya.

Tu alma se vuelve tuya en tu cuerpo.


Entradas Recientes

Ver todo

Cuerpo y sustancia

Carece de sentido el cuerpo si no está lleno con la sustancia del amor. No tienen en sí propósito trascendente ni el cuerpo, ni el sentir ni el pensar, si no encuentran un norte que unifique, que

Me estoy quedando ciega

Me estoy quedando ciega de los ojos físicos. Esto es fruto del caminar, no es ningún castigo. Ahora estoy empezando a ver con los ojos del alma, y les aseguro que es inmensamente más bello. La f

ADN

Hay filamentos guardados en el fondo de mi cuerpo, invisibles y silenciosos desde eones, que empiezan ahora a activarse como colas de renacuajos. Están dispersos en algunas partes de mi cuerpo, cu

info@caballoalado.com.ar
+54 9 11 5809 1495 
Chascomús, Buenos Aires
Argentina
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo