Acaricio mi rostro


Las yemas de mis dedos

se posan en mi piel

como pidiendo permiso,

como pidiendo perdón

Tímidas avanzan

en trazos profundos

de dolor, amor y gloria

Ríos más sutiles, llenos de risa,

reconocen las sombras

y aparece el sol

Abrazan mis yemas la niña a caballo,

la madre pariendo a su hijo

Asoma la mujer escondida,

la piel de mi rostro grita su espejo

No pueden creer lo sentido

Perteneciendo al mismo cuerpo,

nunca antes se habían tocado

en un encuentro amoroso

entre lo que traen mis manos

y esta persona que soy


Entradas Recientes

Ver todo

Abrir mi corazón

Puedo ver la luz de tus ojos en la noche oscura que con pura ternura me abrazan del alma El misterio de la vida me entrega la noche para descubrir el sol Poder entregarme a tus brazos, dejarme cuidar

Imaginación

Aleteando por el aire en busca de sentido, despertando caricias al aire en cada movimiento, entregué al universo el polvo de mis alas Y giré, giré, giré… El vacío descubrió mi fuente Una potencia arro

Miedo

Temo engrosar el cristal de la copa en vez de romperla. Sé que, tras sus límites, algo mágico me espera Lo sé. Así es. Sólo no sé cómo atravesar ese puente dejando mi mente quieta

info@caballoalado.com.ar
+54 9 11 5809 1495 
Chascomús, Buenos Aires
Argentina
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo