A las Diosas: Deméter


¡Mujeres!

Podemos construir un templo

en nuestra propia piel,

crear un altar en nuestro mismo pecho

para dar albergue al caminante

y nido al que aún guarda su niño,

crear el templo sagrado

que nutre el cuerpo, la mente y el alma.

Podemos

dar de probar nuestra ambrosía,

que crece en manantial desde el pecho,

pócima del éxtasis amoroso

de la abundancia.

Mujeres,

somos La Gran Madre,

la que crea, acumula y reparte

todas las delicias de la existencia.

Amasa el pan con sus manos,

entibia la mente con su canto

y enciende la luz del espíritu divino

de todo aquel que repose en su pecho.

Mujeres de esta tierra,

construyamos nuestro templo sagrado

de Gran Madre,

el refugio de Deméter,

y reinará para siempre entre los hombres

la abundancia del amor.


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Mujeres

¡Mujeres! Podemos construir un templo en nuestra propia piel, crear un altar en nuestro mismo pecho para dar albergue al caminante y nido al que aún guarda su niño, crear el templo sagrado que n

A la Madre

Madre, me guardaste en tus latidos durante nueve lunas, mi corazón copió tu ritmo y hasta tus suspiros, y seguramente también los de tu madre y de todas las madres de tu sangre Me ofreciste tu dedo pu

A las Diosas: Hestia

Soy la diosa del fuego sagrado, la que sabe crear el hogar del alma, donde reina la calma y el abrigo eterno. Soy la diosa del hogar de la existencia, la que todo lo abarca, la que no puede verse, sól